somontano material de construcción

Materiales de construcción

Los materiales constructivos dotan de personalidad a las obras de cada lugar, las hacen únicas y condicionan sus formas. Los habitantes del Somontano siempre utilizaron las materias primas que proporcionaba su entorno, dando como resultado unos conjuntos urbanos mimetizados con el entorno.

PIEDRA: mampostería, sillar y “mallacán”

La piedra está presente en toda la comarca. Es en los pueblos de las sierras y en el entorno del Cinca donde adquiere un mayor protagonismo. En las casas de tapial está presente en el zócalo, esquinas y cadenas. Adquiere forma de sillarejo o bien de cuidada sillería.  Los trabajos de cantería destacan en los arcos de ingreso a la casa, formados por grandes dovelas. En pueblos como Barbuñales, Laluenga y Laperdiguera aparece el "mallacán", conglomerados de grava utilizado en casas populares y construcciones auxiliares.

TIERRA CRUDA: mortero, adobe y tapial

La tierra sin cocer es un material primordial. Mezclada con agua, se utilizaba a modo de mortero de arena para asentar las piezas de mampostería. Con agua, algo de paja y bien amasada se elaboraba el adobe mediante un sencillo molde de madera, después de su secado al sol. El muro de tapial es otro de los grandes protagonistas de la arquitectura del Somontano. Se compone de tierra húmeda compactada en el interior de un encofrado de madera a base de fuertes golpes de pisón.Tras el llenado y secado de cada bloque, el armazón se desplazaba hasta formar cada una de las líneas que componen el conjunto.

TIERRA COCIDA: ladrillo y teja

Para dar forma a ladrillos y tejas se utilizaban moldes de madera. Los ladrillos y las tejas sin cocer se dejaban en la era para que se secaran. Finalmente se cargaban en el horno para su cocción. Aunque el paramento exclusivo de ladrillos no resulta muy abundante, excepto en casas de cierta prestancia, su uso está muy extendido en elementos concretos como los vanos de entrada, las repisas de balcones y ventanas y los aleros.