Nuestra Arquitectura

Nuestra arquitectura

En la comarca de Somontano se da una clara transición entre la arquitectura popular pirenaica, donde la piedra es protagonista, y la del valle del Ebro, en la que la tierra cruda (el tapial y los adobes) es el material característico.

Esta transición Norte-Sur también se da en otros aspectos de la casa: la mayor importancia del carácter agrícola respecto al ganadero, la distribución del interior, la menor pendiente de las cubiertas, la desaparición de los tejados de losa a favor de la teja árabe y sustitución de las chimeneas troncocónicas o cilíndricas por otras de sección cuadrangular.

Las casas del Somontano suelen agruparse en núcleos urbanos compactos, y salvo excepciones, entre paredes medianiles.

En su vista frontal predomina la horizontalidad de los volúmenes y su distribución en tres plantas. Normalmente el caballete de la cubierta se presenta paralelo a la línea de fachada.

Sus cubiertas son de mediana inclinación. En la última planta se encontraba el granero, que muchas veces aparece abierto en su parte frontal mediante la solana, permitiendo el secado de los productos agrícolas allí almacenados.

El acabado en textura y color de los paramentos exteriores responde a los diversos materiales y técnicas empleados. Al Norte predomina la mampostería, oculta en las casas más pudientes por un revoco de cal de color blanquecino. Al Noreste, la mampostería se revoca por un mortero de yeso con un característico color rojizo-anaranjado. En el resto de la comarca cuaja el modelo de fachada compuesto por un zócalo de sillería de piedra, sobre el que se levanta un paramento de tapial enmarcado y surcado por esquinas y cadenas de sillería o ladrillo.

En cuanto a las ventanas y balcones, las barandillas de madera son mucho menos habituales que las de rejería. Resultan llamativas las puertas de entradas, con gran variedad de modelos, entre los que destaca el arco de medio punto de sillería (aunque también de ladrillos) compuesto por grandes dovelas, pudiendo alcanzar gran tamaño o una vistosa decoración.