alto-narcea_el-territorio

El territorio

.. la consolidación del medio rural.

La compleja red de comunicaciones, inicialmente consecuencia de una difícil orografía, dificultan la integración de la comarca en la dinámica de desarrollo que experimenta el conjunto de Asturias. Las dificultades de comunicación condicionan la forma de vida de la población, sus relaciones tanto exteriores como interiores, plasmándose en grandes desequilibrios territoriales. Con una inexistente red ferroviaria, las carreteras constituyen las únicas vías de comunicación. Una densa red viaria de más 500 km

Las carreteras, comarcales y locales, tienen un complejo entramado que dan la accesibilidad a los numerosos núcleos de población, acarreando dificultades de mantenimiento, conservación y limpieza; existiendo áreas con precarios accesos, factor que ha agudizado su despoblamiento.

Las infraestructuras de abastecimiento y saneamiento de aguas existen en la práctica totalidad de los núcleos de población; mientras que los sistemas de depuración se encuentran en los centros poblacionales más importantes. La red de telefonía es mejorable en determinadas áreas rurales y como se verá en apartado posterior  la conexión a Internet es deficiente exceptuando las capitales de los concejos. La cobertura de telefonía móvil, televisión y radio es mejorable en áreas rurales periféricas.

Tanto los equipamientos como los servicios se  centralizan en las capitales de los concejos, y especialmente en la villa de Cangas. En los últimos años se ha apreciado cierta localización de equipamientos y servicios básicos (centros periféricos de salud, reagrupamiento de centros educativos, equipamientos deportivos como boleras, …)  en puntos accesibles del medio rural, consecuencia inmediata de la mejora de las condiciones viarias y un mayor nivel de exigencia de la población rural; si bien la tendencia prioritaria viene dada por la localización en zonas urbanas.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) son instrumentos imprescindibles en la sociedad actual, para las  actividades sociales y económicas de la ciudadanía: para el trabajo, los negocios, las relaciones sociales, el ocio y entretenimiento. El vertiginoso desarrollo de las TICs y su creciente nivel de penetración esta teniendo un importante impacto social y económico, favorecido especialmente por la presencia, cada vez más generalizada, de Internet en todos los ámbitos. La implantación de estas nuevas tecnologías conlleva cambios en los comportamientos y hábitos de la ciudadanía y las empresas, constituyendo una fuente vital de competitividad y desarrollo social.